Tutorial Pulsera kimihimo con nudo corredizo

Pulsera_kumihimo_nudo_corredizo

Hola a todos!!
Hace un par de días publiqué un tutorial de cómo hacer el disco kumihimo que necesitamos para hacer este tipo de pulseras,  y ahora os voy a enseñar a hacer una de ellas. Hay muchos patrones y se pueden usar muchos colores, distintos tipos de hilos... Yo hoy os enseño el patrón más sencillo, con dos colores y nudo corredizo. Espero que os guste.


MATERIALES
  • Disco Kumihimo
  • Dos cordones de 1mt cada uno de color blanco
  • Dos cordones de 1mt cada uno de color verde
  • Tijeras
  • Mechero o pegamento
  • Cuentas o abalorios

Yo he usado unos cordones encerados de algodón porque son muy finitos y no quería una pulsera muy gruesa, pero podéis usar el tipo de cordón queráis  de cola de ratón, de nailon  o incluso lazos de organza o de terciopelo, por ejemplo. 

Ahora vamos a colocar los cordones de la forma que veis a en la fotografía, uno a cada lado del los puntos, bien centrados los dos extremos y bien tensos.



  1. Para empezar con la pulsera, cogemos los cordones que hemos puesto debajo, en mi caso los verdes, y cambiamos el cordón de abajo a la izquierda (en la 17) y lo subimos arriba a la izquierda (en la 31), justo en la ranura de al lado de los otros.
  2. Cogemos el otro cordón verde, pero la punta de arriba a la derecha (1) y la bajamos abajo a la derecha (en la 15) y lo colocamos en la ranura de al lado del otro.
  3. Giramos el disco al contrario que las agujas del reloj. Ahora nos quedan los cordones blancos en vertical y los verdes en horizontal. Hacemos lo mismo que antes, en el paso 1. Cogemos el cordón blanco de abajo a la izquierda (en la 25) y lo subimos arriba a la izquierda (7), en la ranura siguiente a los otros cordones..
  4. En este paso hacemos los mismo que en el paso 2. Soltamos el cordón de arriba a la derecha (9) y lo ponemos abajo a la derecha (23) al lado del otro.

  5. Volvemos a girar el disco hacia la izquierda, siempre al contrario que las agujas del reloj, y ahora nos quedan los hilos verdes verticales y los blancos en horizontal. Repetimos el paso uno. El de abajo a la izquierda (32) lo colocamos arriba a la izquierda (14).
  6. Repetimos el paso 2: El de arriba a la derecha (16) lo movemos abajo a la derecha (30). 
  7. Giramos el disco otra vez, como siempre hacia la izquierda. Nos quedan los cordones blancos en vertical, y de nuevo repetimos el paso 1. Cogemos el cordón de abajo a la izquierda (8) y lo subimos arriba a la izquierda (22).
  8. Repetimos el paso 2. Movemos el hilo de arriba a la derecha (24) y lo ponemos abajo a la derecha (6).

Ahora ya vamos viendo que se va formando un poco la pulsera. Tenemos que procurar tener en todos los hilos la misma tensión, para que la pulsera quede bien uniforme, sobretodo en estos primero pasos y que el inicio nos quede bien sujeto.
Y a partir de ahora es siempre repetir los mismos pasos. Girar el disco a la izquierda y subir el cordón de abajo a la izquierda a la parte de arriba a la izquierda, al lado de los otros cordones y el cordón de arriba a la derecha mover-lo abajo a la derecha. Como veis es muy sencillo y no tiene pérdida.
Así poco a poco, iréis viendo como se hace la pulsera en el hueco central.



Cuando necesitéis parar, para no perderos y saber fácilmente en qué punto os quedasteis lo que tenéis que hacer es quedaros entre los pasos uno y dos, dejando el cordón de la izquierda arriba y así cuando reanudéis la tarea ya sabéis que toca bajar el de la derecha. De esta forma no perderemos ningún punto y el dibujo de las espirales nos quedará bien.


Vais continuando así hasta que tengáis la longitud de la pulsera que os vaya bien. Tenéis que tener en cuenta que el nudo ocupa un poco de espacio, con lo que deberéis hacerla un poco más pequeña que el contorno de vuestra muñeca. En mi caso la he hecho de unos 15cm.
Una vez que tenemos la longitud que necesitamos, hacemos un nudo con los últimos cordones que hayamos cruzado. En mi caso han sido lo blancos. Apretamos bien el nudo para que no se afloje y ya podemos soltar la pulsera del disco.


Para rematar la pulsera cortamos los hilos que nos sobran, yo en mi caso he dejado los cuatro blancos, pero vosotros podéis dejar los que queráis, solo dos o los ocho, lo que os guste más. Los otros verdes les cortamos bien al ras y les echamos un poco de pegamento para que no se suelten. Si lo preferís podéis quemar los con un mechero y al deshacerse se pegará a la pulsera. Yo he preferido poner pegamento porque este tipo de cordones se quedaba muy negro al quemar lo y no se deshacía suficiente. 
Por la otra parte de la pulsera, la del inicio, tenemos que poner los mismos cordones que hayamos dejado sin cortar en el otro extremo. Preparamos dos trozos de cordón blanco, del doble del largo aproximado que queramos que queden, porque los vamos a doblar. Ahuecamos un poco el principio de los cordones, y pasmos los dos cordones blancos que hemos preparado.


Ahora tenemos la pulsera con cuatro cordones blancos a cada lado, y vamos a empezar a hacer el nudo corredizo para el cierre.
  1. Cruzamos los cordones de la pulsera y los dejamos preparados
  2. Cogemos un trozo de cordón verde de los que nos han sobrado de cortar el cierre de la pulsera. Cogemos un extremo y hacemos y lo doblamos en forma de círculo sujetándolo con los dedos.
  3. Ahora lo colocamos junto a los otros hilos de la pulsera que hemos dejado preparados antes.
  4. Cogemos el otro extremo del cordón verde y empezamos a enrollarlo sobre los otros hilos, apretando fuerte para que quede bien ajustado, con cuidado de no soltar el otro extremo del cordón verde.

  5. Seguimos dando vueltas alrededor de los cordones blancos, hacia arriba, hasta que tengamos una longitud del nudo que nos guste.
  6. Pasamos el extremo del cordón verde por el otro lado que habíamos doblado.
  7. Tiramos con mucho cuidado del extremo largo que no hemos enrollado del hilo verde, intentando que el nudo quede bien prieto.
  8. Cuando lo tengamos bien ajustado, cortamos los dos extremos del hilo verde y le damos un poco de pegamento o lo quemamos para que no suelte.

Ya tenemos la pulsera casi acabada. Ahora solo nos queda medir mas o menos la longitud de los cordones blancos, en función de lo que queramos que abra la pulsera y hacer unos nudos al final para que no se salgan del nudo corredizo.


Si queréis podéis atarlos todos juntos o añadir unos abalorios en los cordones para que adornen. Y ya está acabada!! Espero que os animéis a haceros una.





¡¡Gracias por la visita!!







Si te ha gustado la entrada suscríbete y recibirás gratis esta lámina imprimible para que te lleves la inspiración donde lo necesites