Home


Yo dejé de serlo al ir a la universidad. Y luego empecé a trabajar en construcción y ya no tenía tiempo ni cabeza para serlo. Todo era racional, ordenado y serio. Lo que es convertirse en adulto y tener responsabilidades.

Dejé de dibujar, dejé de pintar, dejé de usar mis acuarelas, dejé de garabatear monigotes en todas las hojas de los cuadernos, dejé de ir a la tienda de arte de mi barrio a comprar papel, dejé de ver dibujos, dejé de escribir y de leer... ya no tenía tiempo. Sólo había números en mi mente y en mi vida. Ni siquiera cuando llegaba a casa podía desconectar.

Pero un día, por casualidad descubrí el scrapbook y poco a poco ese pequeño artista que tenía dentro volvió a despertar. Y volví a dibujar, a pintar y a recortar como cuando era pequeña. ¡¡¡Y cómo me gusta!!!

No se si tú también has dejado de ser artista, hace mucho o hace poco, por cosas de la vida, o eres de esos afortunados que lo han sido siempre, pero desde aquí te animo a que hagas eso que te apetece de verdad como cuando eras niño. Pinta un cuadro, practica caligrafía, toca el piano, aprende photoshop... Sin miedo. Prueba cosas nuevas hasta que encuentres algo en lo que de verdad te sientas cómodo. Da igual que salga mal o que sea feo, lo importante es que será tuyo. Algo que has hecho tú, con toda tu ilusión. Con la práctica vendrá la perfección. Pero mientras tanto disfruta el camino.

Quizá aquí, en Dibujos de Colores, encuentres algo de inspiración, alguna idea o algún detalle que te sirva tus proyectos personales. Espero que así sea y que te ayude a ser más artista que antes. Y me encantaría también que lo compartieras conmigo.