Muffins de Limón


Hace un tiempo me dieron unas recetas de unos muffins de limón y de café que estaban riquísimos y llevaba mucho tiempo con ganas de hacerlos. Por fin, hace unos días saqué un poco de tiempo para hacerlos y me quedaron deliciosos. Aquí os dejo las recetas para que os animéis ha hacerlos.
La diferencia principal entre muffins, cupcakes y magdalenas es que los dos primeros se suelen hacer con mantequilla mientras que las magdalenas se hacen con aceite y su textura es un poco más seca, como un bizcocho. Los muffins suelen ser más jugosos por dentro y llevan menos azúcar. Generalmente llevan trocitos de fruta, chocolate, ect, aunque también pueden ser salados. Los cupcakes van casi siempre recubiertos de buttercream, mermelada, fondant, etc, y mucho más adornados.

Muffins de café (ver receta aquí)

Muffins de Limón

Ingredientes (para 12 muffins grandes):
  •  125 g d mantequilla (lo podéis cambiar por 125g de aceite)
  •  225 g de azúcar
  •  2 huevos 
  •  300 g de harina
  •  1 cucharada rasa de levadura
  •  1 yogur natural
  •  125 ml de zumo de limón
  •  la ralladura de dos limones

Precalentar el horno a 180ºC. En un cuenco vamos a echar los ingredientes secos, es decir, la harina tamizada, la levadura y el azúcar. Lo mezclamos todo bien y reservamos.

En otro cuenco mezclamos los ingredientes secos: el aceite, los huevos, el yogur, el zumo y la ralladura de limón.
Ahora mezclamos los dos cuencos, despacio y sin batir. Esto se hace para que no entre mucho aire en la masa y quede lo más compacta posible, pero muy jugosa. Si queda algún grumo no pasa nada porque se deshacen en el horno.
Repartimos la masa en los moldes, rellenando hasta 2/3 del total y los horneamos unos 18-20 minutos, con el horno encendido arriba y abajo, sin el ventilador.

Os dejo aquí también una receta de buttercream para decorarlos, aunque no sean cupcakes también quedan muy ricos y bonitos.

Ingredientes (para decorar 12 muffins):
  •  150 g d mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  •  240 g de azúcar glass tamizado
  •  la ralladura de un limón
  •  3 cucharadas de limón exprimido

Primero batimos la mantequilla con el azúcar glass, hasta que la mantequilla se vuelva blanca. Si lo hacemos a mano con las varillas nos llevará un ratillo. 
Después añadimos la ralladura y el zumo y batimos un rato más hasta conseguir una crema suave y uniforme, debe quedar totalmente integrado. La echamos en una manga pastelera y ¡¡a decorar!!